• 14 junio, 2021

La verdad es la primera víctima de nuestra democracia – rojillo

Por los años del medievo, cuando las redes de comunicación eran jinetes a caballo, recorrían nuestros pueblos y nuestras ciudades, en aquellos tiempos las noticias tardaban en llegar, eran los tiempos del Press-Caracol, era supuestamente más fácil de engañar y manipular, los jinetes, empleados del rey que transmitía el ya famoso “se hace saber”, era una información unidireccional y de obligada expresión por la voz del Rey, bastaba para que tan solo uno de esos jinetes fuesen desleales al reino, para que en poco tiempo una mentira se extendiera tan rápido como el veneno de la mordedura más mortal de una serpiente, a pesar de que las distancias eran largas y sus proclamas tardaban días en llegar, si uno de esos heraldos se les ocurriera difundir una New-Fake-Medievo como la de “el rey ha muerto” media España tendría asumido que el rey hubiera muerto, en un sistema tan lento en las comunicaciones, con un sistema neural y social primitivo, restituir dicha mentira por la verdad hubiera tardado mucho tiempo, tardarían semanas o meses y reponer y rectificar tales mentiras, lógicamente al heraldo del rey ya sabemos dónde acabaría su historia.

Hoy día la comunicación es inmediata, vivimos en una era comunicativa en la que años atrás y no tantos que menos de medio siglo, nadie pensaría que nuestra era de la información llegase jamás al actual momento, lo de los móviles e internet nos parecería en tiempos de atrás ser parte de aquellas películas que veíamos de ciencia ficción, parece mentira, pero incluso el servicio postal de correos ya empezamos a verlo como parte de un pasado caduco ante el avance de las nuevas comunicaciones.

Cuando todo este mundo de las nuevas tecnologías empezaba, a mí me daba gran alegría pensar y creer que era algo revolucionario, ya que por muchos años en cierta manera he sentido un adoctrinamiento social en cuanto a quien tienes que querer y a quien odiar, en nuestra historia reciente se ha intentado manipular por todos los medios tradicionales la verdad y ciertas realidades del mundo, empezando por las guerras y conflictos armados, llegué a pensar que sería revolucionario ese gran poder en manos del pueblo, pero viendo el actual presente, creo y puedo decir que me he equivocado o no me he aproximado lo suficiente a ese gran sueño y esperanza para que la verdad a través de los medios modernos, sea más difícil engañar y manipular, actualmente ha sido el arma de destrucción masiva de la información la que se impone ahora, llegando a ver en ciertos medios parte de esa anomalía democrática.

Los medios de comunicación en un país democrático tienen un papel fundamental para que una democracia brille con esplendor, la información un derecho de los ciudadanos, los ciudadanos tienen derecho a estar bien informados, los medios por su parte tienen el deber de informar con el rigor periodístico al que se deben, teniendo en cuenta que si el cuarto poder no ejerce esa función de la democracia prácticamente dicha democracia está coja.

Hace ya mucho tiempo, mucho antes de nuestra nueva era tecnológica, Malcolm expresaba “si no estáis prevenidos ante los medios de comunicación, os harán amar al opresor y odiar al oprimido”, a mí a veces cuando leo estas palabras me da la sensación que son palabras actuales a nuestros tiempos, mucho más de cuando Malcolm las escribía en su tiempo, prácticamente son palabras proféticas, cumplidas al tiempo de hoy.

Estos días viendo lo acontecido en estas elecciones madrileñas puedo decir que todo lo expuesto en las palabras expuestas más atrás, se han cumplido,  que todo el mundo esté interconectado conlleva la ventaja de difundir la verdad con más rapidez y eficacia, pero al tiempo la mentira y el engaño (las llamadas Fake-New), se propagan a la velocidad de la luz, si sumamos que hemos tenido medios que han sido parte de dichas manipulaciones, es entonces cuando ya no hay marcha atrás y es como se suele decir lo de “una mentira mil veces repetida se convierte en una verdad”, hay programas matinales de televisión de gran audiencia como es el programa de Ana Rosa donde no ha sido la primera vez que han sido transmisores de bulos y falsedades publicadas de otros medios, con la complicidad de mercenarios de la comunicación como es Eduardo Inda, hace mucho tiempo atrás en programas como el que menciono, cuando se hablaba de un grupo político se le daba la oportunidad de defenderse y contrarrestar lo que se decían de ellos, en esta campaña electoral madrileña se ha señalado y atacado directamente a Pablo Iglesias de una forma miserable y de una forma que nos debiera hacer reflexionar, por ejemplo el colaborador de Ana Rosa, Juan Carlos Monedero (fundador de Podemos) fue fulminado y silenciado en dicho programa en plena campaña, no se ha dejado ver nada más que la parte interesada y para colmo con la desinformación por delante, es curioso haber visto cuando se hablaba de Ayuso, Abascal o Monasterio, cuando llegaban noticias que ponían en duda a los ya mencionados, es curioso como Ana Rosa ponía en directo a los citados y le brindaba la oportunidad de defenderse, (claro está con edulcoradas preguntas y suavizadas entrevistas), más que periodismo pareciera que hacían campaña para los candidatos hermanos y primos de la ultraderecha, el rigor periodístico fue de cero, en cambio cuando azuzaban contra la imagen de iglesias, nunca han brindado la misma oportunidad ni al candidato ni a portavoces de la formación Unidas Podemos, el mismo día que Iglesias dimitía Ana Rosa se despachaba a gusto, jamás olvidaré sus últimas palabras de odio, “cierre usted al salir su puerta giratoria queriendo hacer entender que de alguna manera Pablo era igual como los expresidentes o exministros de otras etapas, que al salir de su etapa política han sido recolocados por las prebendas de sus propias acciones políticas a favor de ciertas empresas, a pesar de que las políticas propulsadas por Iglesias y Unidas Podemos han sido favorable a las personas más desvalidas de nuestra sociedad, a pesar de que Podemos no tenga deudas con los bancos, Ana Rosa lo vende como uno más de la casta política de este país.

De bulos en esta campaña y en lo que llevamos de estos últimos años tenemos para escribir un libro y sería muy entretenido, porque las mentiras lanzadas contra iglesias han sido tan repugnantes como puedan ser las acciones de un criminal sanguinario, he estado oyendo lo del chalé una y mil veces, como si vivir en un chalé fuera un crimen, encendiendo medios el motor de la envidia que por desgracia es parte de nuestra herencia española, cosechando el odio con la mentira de declarada expresión “él roba y por eso vive en un chalé”, no hemos visto en ciertos medios (no es justo generalizar) que nunca hicieran lo mismo con otras personalidades de la política, no sabemos qué casa tiene Abascal, Casado, Ayuso, no sabemos nada de los hijos de dichos políticos  y reafirmo que no debemos saberlo ni debe ser de interés general pues es la vida privada y personal, eso debiera haber sido una barrera que nunca se llegara jamás traspasar, no me voy a extender mucho con esto porque si me da por exponer todos los bulos que han montado contra Iglesias y su familia, daría para escribir un libro y nunca acabaríamos.

No hace mucho una persona de esas que tengo en mi muro, (supuestamente como amigo), colgaba en su muro una noticia falsa del diario El País, donde se decía “las cartas con balas a Iglesias y Marlaska las envió “el jefe de seguridad de Podemos”, claro está al verlo advertí de dicho bulo colgando el enlace que demuestra dicha mentira y manipulación, el diario El País nunca escribió ese artículo, fue un montaje, en dicho hilo de las redes sociales, mi sorpresa fue mayúscula a ver como cuando destapo la mentira el usuario me responde de que Iglesias se hace la víctima con todo esto y a pesar de reconocer que es una foto manipulada me expresa que algo de verdad hay en todo ello, te quedas por un tiempo mudo, te quedas bloqueado, por un instante se me vino a mi cabeza una película del 2006 llamada Idiocracia, aunque dicha película tuviera un contexto de humor y puro entretenimiento, nos mostraba una sociedad que conforme crecía con los avances tecnológicos, la gente se hacía más idiota y rompía el pronóstico de sabios y filósofos de que a más años de humanidad tendríamos más avances, tanto éticos, morales y sobre todo una sociedad más culta y enriquecedora, no quiero ser tan perverso de querer comparar esa película al tiempo actual, pero si pienso que igual estamos en los comienzos que dicha narrativa del film nos muestra.

Es terrible que los avances modernos de la comunicación, avances que nos debieran hacer más libres en torno al mundo que nos rodea, es terrible que la mentira tenga primacía y que dichas mentiras sean para muchos una gran verdad, malos tiempos vivimos, los nazis en el 34 no tenían estos medios y aun así se las apañaron para mediante la difusión con mentiras hacia los Judíos, propagando el  odio, tener con ello su espacio en el poder, los nazis de ahora lo tienen más fácil, para colmo sus mentiras tienen espacio en ciertos medios, algo terrible, en este país ahora mismo lo de  crear bulos y mentiras es algo que sale totalmente gratis.

Quiero terminar recordando las palabras que hace más de 2000 años un hombre llamado Jesús dijo, “la Verdad os hará libres” es terrible como la verdad queda relegada y atrapada en un mundo atomizado por la era de las Fake-News.

antonio

Read Previous

El hambre en Marruecos, eso es el efecto llamada

Read Next

Palestina, Siria, Yemen, Sahara, la sombra del sionismo – rojillo

Leave a Reply

Translate »