“La milana”

RRC

Ramón Rodríguez Casaubón – Podemos Ceuta

20 Views
Read Time4 Minute, 48 Second

Es muy posible que los y las votantes del PP estén desconcertadas, es probable que algunas enfadadas y otras arrepentidas. Y esos sentimientos o emociones no serán por el Gobierno de España sino por la actitud de Casado, Teodoro y Cayetana. Porque los y las que estén de acuerdo con sus actuaciones durante la crisis sanitaria y sus movimientos europeos son más de Vox o radicales nacionalistas independentistas que personas de centro derecha que desean el bien de su país. Y no es porque yo lo escriba o porque esté en las antípodas de su ideología sino porque Ciudadanos los ha dejado en evidencia y ha ocupado ese espacio político que representaba el PP de Rajoy. El señor Casado y sus asesores no solo han abandonado a la deriva el barco del PP sino que ahora hace aguas por la ultra derecha y por el centro. Casado, el grumete Teo y la contramaestre Cayetana creían gobernar el Juan Sebastián Elcano y competir con el Azor y su tripulación, Abascal, Olona y Espinosa cuando se han dado cuenta que Arrimadas y Bal en una piragua de dos plazas los han adelantado a ambos por el centro. Y de camino enviado un mensaje a los independentistas. Mensaje que puede aparecer reflejado en los próximos Presupuestos Generales del Estado y que sin duda contará con el beneplácito de la UE y de sectores económicos potentes que dejaron de apoyar al descontrolado Rivera y muy posiblemente hagan lo mismo con el desfasado Casado.

Casado tiene un único problema. No tiene capacidad.

Y no se puede matricular de ningún máster que se la otorgue. Que nadie se confunda, por favor, no estoy defendiendo postura alguna más allá de la progresista que representa el Gobierno de Coalición.

Estoy constatando lo que, a mi parecer, son hechos objetivos. Se pueden matizar, sin dudas. Lo que nunca se podrá matizar es la actuación de Casado y su PP en el Congreso y en Europa, ni lo realizado por su PP cuando era solo marinero y daba de comer a las gaviotas a costa de la sanidad pública, o la educación pública, o todo lo que fuese público y social.

No soy seguidor de la ideología y postulados neoliberales de Ciudadanos pero si debo reconocer que ha actuado y está actuando como un partido que posee sentido de Estado no como otros que tienen sin sentido de Estado y narcisismo egolatra pandémico. Y les hace confundir el sentido de comunidad con el cortijo del señorito Iván en “Los Santos Inocentes”, Miguel Delibes. De todas formas no sé que se puede esperar del elenco desplegado por Casado en España y de su versión europea con los y las grandes aventajadas del PP que ya no pintaban, si alguna vez lo hicieron, nada en España.

Señor Casado tendrá que volver al Instituto Atlántico de Aznar a ver si le da un nuevo mapa, instrucciones o rumbo. Aunque…podría ser peligroso vaya que le pongan a Ayuso de jefa de cocina y pasen lo que resta de travesía, hasta que se hundan, comiendo pizzas y hamburguesas. ¡Difícil dilema el de Casado y los suyos! Le recordaré una parte del Yellow submarine pero en castellano para que no se equivoquen al traducirlo: “Mientras vivimos una vida de comodidad, cada uno de nosotros tiene todo lo que necesita, cielo azul y mar verde” Eso le sirve a usted y Vox pero no al pueblo español, que necesita de una visión social que anteponga las necesidades de la gente y una oposición leal con su país. ¡Se puede conseguir defender los derechos de todas y todos los españoles y hacer oposición! ¡Sí se puede! Y eso implica no actuar contra los intereses de su país ni en Europa ni en España. Si nadie le ha enseñado aún la diferencia entre hacer oposición e ir contra su nación mal andamos. ¿O es que quizás si se lo enseñaron pero aún no lo ha aprendido? ¡No es como un máster de Hardvaravaca! ¡Aquí debe poner de su parte!

Es muy posible que los y las votantes del PP estén desconcertadas, es probable que algunas enfadadas y otras arrepentidas. Y esos sentimientos o emociones no serán por el Gobierno de España sino por la actitud de Casado, Teodoro y Cayetana. Y habrá quien diga que ¿qué hace éste hablando del PP? La respuesta es bien sencilla, desde dos vertientes: la libertad de expresión y no estoy llamando a nadie terrorista u otras maldades, y es que ¿dónde está el PP? Es lo que representa Feijóo en Galicia, es decir, me preocupo únicamente por los y las que más tienen, recorto en lo público y miro para otro lado pero con un tono de moderación; es lo que representa en la Comunidad de Madrid, quiero y no puedo, miento y ataco a ver si así no se dan cuenta de mi incapacidad e irresponsabilidad aunque los tribunales ya me darán una lección de responsabilidad; es lo que hay en Ceuta, manipulo y miento mientras me pliego a las exigencias de Vox aunque signifique romper la convivencia y construir un camino empedrado que nos puede llevar a muy mal lugar; es … ¿dónde está el PP, qué es y hacia dónde va?.

En todo caso, siguiendo con símiles náuticos, muy, muy cerca está el señor Casado de emular al vizconde Hugues Duroy Chaumereys al mando de la fragata Méduse.

Es muy posible que los y las votantes del PP estén desconcertadas, es probable que algunas enfadadas y otras arrepentidas. Y esos sentimientos o emociones no serán por el Gobierno de España sino por la actitud de Casado, Teodoro y Cayetana.

Feliz el que reconoce a tiempo que sus deseos no van de acuerdo con sus facultades” Johann Wolfgang von Goethe.

Ramón Rodríguez Casaubón

0 0

Sobre el autor de la publicación

RRC

editor
Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleppy
Sleppy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Deja una respuesta

Next Post

¿Buscando voxtantes desesperadamente?

Ramón Rodríguez Casaubón - Podemos Ceuta
Translate »