Todos somos refugiados, parias de la tierra y herederos del mismo sufrimiento. rojillo

Estos días quedé sobrecogido por la noticia de una persona que se tiró de un décimo piso ante la inminente y forzada orden de desahucio de su vivienda, tristeza y desazón por lo ocurrido, nada nuevo en el horizonte ya que no ha sido y será la última víctima de la vorágine capitalista donde nos hayamos y donde por muchos colores que gobernaran en el pasado siempre los que pagan los platos rotos de la codicia de otros son los más pobres, desde que llegó esta maldita crisis (que sigue tocando a nuestra puerta) no hemos tenido ni un minuto de paz, ni un minuto de tregua para que muchas personas que creyeron en el sistema crediticio puedan rehacer sus vidas y así poder hacer frente a una deuda fruto de la incertidumbre laboral y precariedad del empleo que vino ya de la mano de Zapatero y que Rajoy matizó aún mas desde los mandatos de la troika.
Piensa tú ciudadano como cualquier otro de España o súbdito como cualquier súbdito del mundo que ahora ha sido un pobre hombre de 45 años, piensas que a ti nunca te va tocar, pero quiero que te quede claro que los españoles con este sistema estamos jugando constantemente a la ruleta rusa, piensa amigo que mañana puede ser tú o cualquiera, vivir de tus padres o de la protección de las herencias no te va a salvar en un sistema impositivo cada vez más falto de derechos, al menos si te sientes a salvo mira a tus hijos a los ojos y piensa que quizás más adelante sean ellos los que sientan el sonido del timbre para ser desahuciados, los españoles ahora más que nunca tenemos que estar unidos contra este sistema perverso que se escuda siempre en artículos interpretados como el 155 para Cataluña pero se olvidan de los que pueden hacer que este país sea un país unido y de sentimiento fraterno, esos artículos que expresan el derecho a una vivienda digna y trabajo quedan en el olvido y resuma siempre en su boca los artículos que emplean y usan contra la sociedad civil como es el derecho a la propiedad, si los bancos han sido rescatados por nosotros que más que fueran ellos indulgentes con aquellos que se quedaron sin empleo y por ende no pueden pagar sus casas, pero no, siguen pensando en su glotonería crediticia y usurera, ellos mientras crecen con un dopaje financiero agraciado por el gobierno siguen desahuciando a las personas.
Estos días se ha comentado mucho lo de los refugiados rescatados en costas cercanas a Italia, muchos han comentado la ya frase hecha de “si tanto te gustan mételos en tu casa” “a ellos si se les rescata a los españoles se les olvida en la miseria” antes de nada manifestar que mi sentimiento en estas cuestiones siempre van a ser cristianas, como cristiano me niego a ser insensible con un problema creado por las potencias mundiales al parasitar los países de donde salen estas personas de dictaduras y terrorismo que obedecen a la voz de sus amos las grandes transcontinentales que extraen y arrebatan las riquezas de esos países y si no montan guerras para echar a gobernantes incómodos que no tragan a los mandatos de occidente como es el caso de Siria, dicho esto la segunda observancia ideológica en mis creencias políticas, está dentro de la filosofía marxista que notablemente hacen un llamado a el internacionalismo, mejor manera que luchar contra la pobreza de esos pueblos es la solidaridad con sus víctimas y su acogimiento sin olvidar que en esa solidaridad hay que construir un frente común contra esas dictaduras que las mafias europeas imponen en sus países, digo todo esto porque con el suicidio de un compatriota desahuciado se está articulando un lenguaje muy malvado contra esas personas que arriesgan sus vidas y muchos al igual que nuestro compatriota pierden sus vidas, el ideal fascista que usa esta muerte está por todas las redes y hace un comparativo que no se ajusta a la realidad.
Lo primero que tengo que decir ante una muerte y de otras que se ahogan en el mediterráneo tanto España al igual que otros países están obligados a dar auxilio en caso de necesidad a personas que naufragan en sus aguas o cerca, ya no sólo Europa, cualquier barco que pase por esos lares está obligado a socorrer personas que se ahogan, la cuestión es que ofrecer un puerto español y dar refugio a estas personas más que un derecho dentro de nuestra constitución es pura caridad, en si misma esa caridad es merecida y querida por cualquier persona de buen sentimiento cristiano o humano, en cambio dar habitabilidad a personas que son desahuciadas es un derecho recogido por nuestra constitución que no se cumple, nos lamentamos por dar caridad a personas que sólo les espera la muerte comparándolo con personas que se quitan la vida por no ver la salida por ningún lado, no podemos desear el mal nuestro a otras personas, lo propio en un estado de derecho y humanista es hacer que los derechos de nuestros compatriotas se cumplan sin tener ese celo de odio a otras personas que también son víctimas del cruel capitalismo que han generado las primeras potencias, la persona que ha muerto de un décimo piso murió por un desahucio, arrinconado y despojado de dignidad decidió quitarse la vida, las personas que vienen en balsas neumáticas también son personas desahuciadas por guerras impuestas por nuestros gobernantes que se codean con los mismos bancos que desahucian a unos y otros, lo que quiero decir es que todas esas víctimas tienen un mismo verdugo y que la clase trabajadora no tiene por qué estar dividida consumiendo ese odio fascista que destilan los que son culpables de todo esto.
Ahora tenemos que recordarle al PSOE que es un partido de Izquierdas, ellos también son culpables de este drama que sufrimos los españoles, recuerdo que la ministra Chacón con Zapatero fue la garante de leyes como la del desahucio exprés que hacía más fácil el desahucio contra las personas en favor de los bancos, Pedro Sánchez va por ahí lanzando que es un líder renovado y comprometido con el ideal de izquierdas, habrá que verlo y tendremos que ser duros y molestos cuando se desvíe como hizo Zapatero, hay que volver a restablecer ese régimen del 78 que tanto adoran pero que han pervertido y cambiado en favor de la banca y de los ricos de este país y eso que el régimen del 78 no es de mi santa devoción pero mucho mejor que el cambiazo que les han dado es, yo siempre he dicho que el terrorismo más dañino no es el de los terroristas como lo fue el de Eta o el Yihadismo, el terrorismo más dañino es el que se hace desde el estado, desgraciadamente un demente pone una bomba y mata a personas inocentes, pero los políticos y sus políticas hacen un daño exponencialmente mucho mayor que la de un terrorista común, los españoles estamos hartos, cansados de mentiras y de distracciones, está sociedad está cambiando y haciéndose cada vez más exigente, la sociedad está perdiendo la paciencia, así que señor Pedro gire a la izquierda, la de verdad, recibir en nuestro país a personas atenazadas por la muerte es un gesto que me enorgullece y me hace sentir de verdad ESPAÑOL, con mayúsculas pero no podemos olvidar tampoco a nuestras víctimas que son fruto de las mismas alimañas que hieren a otros seres humanos en otras partes del mundo, es hora que demuestres que eres socialista y que miráis por el pueblo no por los de arriba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *