Un hogar en el que vuelan las almas.

Spread the love

Y es así, como de pronto llega esa persona; la que no imaginamos, la que no buscamos, pero la que siempre estuvimos esperando y se nos terminan las palabras para explicar el amor que sentimos. Sólo sé que hay personas que, simplemente, aparecen, te iluminan la vida y la hacen mucho mejor.

Spread the love
Like
Like Love Haha Wow Sad Angry
Read Time3 Minutes, 0 Seconds

 

Todos deseamos encontrar a alguien cuyos demonios se entiendan con los nuestros. Alguien que tenga la llave para nuestras cerraduras, con quien nos sintamos tan seguros que les dejemos abrirlas sin temor por la complicidad experimentada. Alguien con quien resurja nuestro verdadero yo y podamos ser nosotros mismos.

Es algo mejor que un amor porque cada uno descubre una parte del otro sin necesidad de que medien las palabras y con la necesidad de que medie una vida repleta de permanencia. Una complicidad se alcanza con esas personas a las que te agarras para no dejar que se te escape el presente a la vez que piensas en todo lo que te espera.

Hay quien les llama personas hogar, pues te brindan la calidez de un abrazo que reconforta y el placer de coleccionar los motivos y la fuerza necesarias para hacer frente al día a día y fluir con la vida.

La complicidad permite aceptar sin exigencias ni hiperapegos, sin necesidad de cambiar nuestra esencia ni de complacer necesidades infantiles o extremas. Entonces se construyen vibraciones que se complementan a la perfección, de la misma manera que un secreto compartido le guiña el ojo a la incondicionalidad del alma.

Las personas más bonitas son las que aparecen de improviso y sin que uno las busque. Llegan para plantar flores en el jardín de nuestros días , están ahí para ser el eco de nuestras risas, el imán de nuestras complicidades, de nuestras aficiones y pasiones. Son ese faro que nunca se apaga, sin contradicciones, sin presiones ni dobles fondos…

Y descubres que es el tipo de persona que quisieras tener siempre en tu vida, porque al fin entiendes, que la pasión es compatible con la admiración, el humorismo y la ternura. Porque cuando hablas, te escucha de verdad, y ante sus ojos, nunca te sientes estúpida porque no te juzga, porque no ve en ti a alguien sólo para divertirse. Porque nunca te habías sentido tan bien en compañía de alguien, ni tampoco sabías que se pudiera sentir un sentimiento parecido por alguien. Porque estar a su lado te trasmite la paz y la tranquilidad que siempre necesitaste. Sabes que no hay lugar en el mundo en el que puedas estar más segura que entre sus brazos, agarrada fuerte de su mano. Que no hay nada más lindo que darle un beso, mirarle a la cara y decirle cuánto le amas. Sientes que a su lado las cosas son más sencillas porque lo hace todo más práctico y divertido. Y que, aunque a veces, las cosas se pongan difíciles, te impulsa a luchar, a sacar la mejor versión de ti, a no darte nunca por vencida. Te enseña a disfrutar del presente y a soltar el pasado. Hace que tu risa sea más fuerte y tus ojos más brillantes. Te cambia la vida desnudando tus miedos, abrazando tus demonios y besando tus defectos. Toca tu alma de tal manera, que quizá sin quererlo, repara tu corazón. Indudablemente, marca un antes y un después en tu vida, produciendo una catarsis en tu ser… Te hacer creer nuevamente en el amor.
Y es así, como de pronto llega esa persona; la que no imaginamos, la que no buscamos, pero la que siempre estuvimos esperando y se nos terminan las palabras para explicar el amor que sentimos. Sólo sé que hay personas que, simplemente, aparecen, te iluminan la vida y la hacen mucho mejor.

1 0
Like
Like Love Haha Wow Sad Angry

Deja un comentario

Next Post

"Hermanas"

Todos los hombres nacen libres libre escribo, libre yerro libertad que niegas al sediento, al hambriento
poesía comprometida