Marivent.

Antonio Dela
Spread the love
Read Time4 Minutes, 11 Seconds
Historia de ficción política.
Historia de ficción política.

 

Palacio de Marivent, Palma de Mallorca, 13:50 horas del 7 de agosto de 2.019.

Pedro: Buenas tardes, Majestad, le ruego disculpe mi retraso, tenía que atar los cabos con los representantes de la industria.

 

Felipe: No te preocupes, Pedro, pero que no vuelva a suceder, esta vez pase, todo sea por el bien de España.

¿Qué estrategia tienes preparada para acabar de una vez por todas con Iglesias? Hay que recuperar el bipartidismo, al menos su pata izquierda, y la única fuerza de izquierdas que podemos permitirnos sois vosotros.

 

Pedro: Según Redondo, Majestad, ya hemos conseguido que buena parte de los votantes de izquierdas culpen a Podemos de no tener un Gobierno de izquierdas, la idea de utilizar el argumento de que por segunda vez han impedido que gobierne la izquierda en este país, unido al excelente trabajo de los medios de comunicación afines, está dando sus frutos. Ahora deberemos seguir la ruta fijada para desacreditarles aún más, en el imaginario colectivo está el excelente trabajo de difamación de 2015 y Tezanos sigue, y seguirá, haciendo que las encuestas vayan calando en el votante.

Estamos convencidos de que no les queda mucho en política, terminarán como Izquierda Unida acabó con el argumento de la pinza. Es cuestión de tiempo, de esperar y perseverar sin fisuras y así desesperar a los votantes hasta que ya no quede margen de acción más allá de la repetición de elecciones, de la que culparemos, evidentemente apoyados por todos los medios, a Podemos.

Mientras deberemos mantener el relato de culpar a Iglesias por no aceptar la coalición en su momento y preparar el terreno a la derecha.

 

Felipe: Iglesias no es ningún tonto, Pedro, ya os descolocó echándose a un lado, algo que jamás imaginé en él, para no ser un estorbo a la formación de un Gobierno de coalición.
Por cierto, fue una jugada magistral ofrecerles esas carteras vacías de contenido y la vicepresidencia, sabiendo, como sabíais, que jamás las aceptarían. El votante medio se creyó el relato de que querían un gobierno paralelo dentro del Gobierno y que sólo buscaban poder. Felicita a Redondo de mi parte.

 

Pedro: Sí, fue una buena jugada eso de hacerlo con tan poco margen para negociar, y que Calvo filtrase, con el debido retoque, la propuesta de Podemos calificándola de exigencia, nos dio una gran ventaja en la investidura fallida, fue un movimiento, sucio, pero magistral.

 

Felipe: Bueno, eso parece que está funcionando, esperemos que no tengan algún as más debajo de la manga que os descoloque y se vaya al traste todo, he hablado con algunos de los empresarios y banqueros de los nuestros y dicen que hay que evitar por todos los medios un Gobierno con Podemos dentro, depende de vosotros hacer que caigan y acabar de una vez por todas con esta gente.
Imagina que les den por investigar lo que no deben investigar, auditar lo que no deben auditar y hacer que se nos vea el plumero a todos. Sería el fin de esta España que tanto esfuerzo nos ha costado construir. Sería el acabose, Pedro, no podéis fallar.

 

Pedro: No tenga la más mínima duda, Majestad, haremos todo lo que haya que hacer para que eso ocurra y que no se nos vea demasiado el plumero. No creo que tengan mucha fuerza de presión en ningún medio para que puedan inquietarnos, nuestro relato será el que se imponga y en él saldrán muy mal parados.

 

Felipe: Eso espero, Pedro, por vuestro bien, no sólo por el nuestro.

 

Pedro: No se preocupe, Majestad, habrá nuevas elecciones y Podemos será cosa del pasado, y si no es así y ganan las derechas, que no son para nada peligrosas para España, al menos habremos dejado claro que somos la única opción de gobierno que existe como alternativa a la derecha. Así que todo seguirá tan bien atado como lo ha estado hasta ahora, Majestad.

 

El diálogo, evidentemente, es simplemente política-ficción, cualquier parecido con la realidad, aparte del escenario y los actores, no es más que una mera coincidencia, si es que tiene algún parecido, claro.

 

El lector es quien puede considerar si pudo ocurrir algo similar allí o no, cada cual que saque sus propias conclusiones.

 

Cómo dijo Julio Anguita en un mitin hace ya muchos años:

 

«El cartel más revolucionario que he visto nunca decía: «LEVÁNTATE Y PIENSA»»

 

Pues pensemos que es el acto más revolucionario de todos y es gratis.

 

 

 

 

Antonio Dela.

 
 
1 0
0 %
Happy
0 %
Sad
0 %
Excited
0 %
Angry
0 %
Surprise
Next Post

El gobierno de todo por el sillón.

Spread the loveTweet🔊 Escuchar la entrada Durante estos días, toda la ciudadanía ha presenciado como el PPSOE nuevamente se reparte el botín, se ceden sillones con el único punto en […]
Nabila Soliman Ali
A %d blogueros les gusta esto: