Enrique Peña Nieto quiere agotar su mandato privatizando el agua

Ya privatizaron el petróleo, ahora van por el agua. Enrique Peña Nieto quiere utilizar sus últimos días en el poder para terminar de saquear nuestros recursos naturales.

El pasado 5 de junio, en plena campaña electoral, Peña Nieto firmó 10 decretos presidenciales que eliminan las vedas contra la extracción del agua en 300 cuencas hidrológicas del país.

Esto equivale al 55% de los lagos y ríos de México.

La preocupación es que el Gobierno quiera utilizar los nuevos decretos para otorgar concesiones a empresas mineras u otras industrias, que podrían contaminar y sobreexplotar las cuencas, afectando los derechos fundamentales de la población.

Recordemos que el artículo cuarto de la Constitución señala que “toda persona tiene derecho al acceso, disposición y saneamiento de agua para consumo personal y doméstico en forma suficiente, salubre, aceptable y asequible”.

El Gobierno dice que sus intenciones son buenas, que los decretos y su nuevo servicio de Conagua Digital, son para atender mejor a la población.*

No sé tú, pero yo recuerdo cuando decían lo mismo sobre su reforma energética.

Juraban que no se privatizaban el petróleo o la electricidad, y que se bajarían los precios.

Pero hoy todos pagamos más por la luz, la gasolina ya está en 20 pesos; y las gasolineras privadas, de Seven-Eleven, Oxxo, Shell y British Petroleum, se han multiplicado como hongos en todo el país.*

Detengamos el saqueo de nuestros recursos naturales. Peña Nieto perdió en las urnas y debe entregar el mando al nuevo Gobierno sin provocaciones o sorpresas de última hora.

El agua es un derecho humano.

 

@JohnMAckerman